Saga de Puerto Escondido

Juani De Anta Gomez

02/09/2021

Rompan Todo

Hoy hablaremos sobre las 4 novelas de Puerto escondido escritas por María Oruña (Vigo, 1976), gallega de padre cántabro, ejerció de abogada laboralista durante años, hasta que escribió su primer libro La mano del arquero, novela sobre el acoso laboral. Dos años después, en 2013 publicó Puerto escondido, iniciando esta saga. Le siguió en 2017 el 2º libro de la serie Un lugar a donde ir y al año siguiente, la 3ª entrega Donde fuimos invencibles.

En 2020 cambió de registro y publicó El bosque de los cuatro vientos, novela histórica ambientada esta vez en su Galicia natal. Finalmente, en 2021 sale a la venta el hasta ahora, último libro de la serie Lo que la marea esconde.

 Son cuatro libros de misterio, auto conclusivos, que pueden perfectamente leerse por separado.

Tienen en común sus protagonistas, por un lado, la teniente de la Sección de Investigación de la Guardia Civil, Valentina Redondo y por otro Oliver Gordon, un joven de Londres que viene a Suances en el primer libro y nos acompaña en todos. María Oruña los presenta en cada libro, pero de una forma tan sutil que no se hace pesada para los que ya han leído los anteriores.

El otro protagonista de todos es Cantabria, donde la autora ha pasado largas temporadas y donde viven los protagonistas.

 Me gustan los cuatro, los he leído del tirón según se publicaron. Me encanta la descripción de los lugares, de los paisajes, desde el primer momento me trasladó a la Playa de los Locos, al centro de Suances, a las magníficas cuevas cántabras, a Santillana o al palacio de La Magdalena.

Hay una gran labor de documentación que se observa en cada libro, en los datos históricos, los detalles de las localizaciones, de los métodos forenses, de investigación o científicos.

Se nota que la autora es una amante de la literatura y reparte por su obra pistas en forma de citas de otros autores que me han divertido mucho.

También se las ingenia para incluir sutilmente, pero con toda intención, temas como el machismo laboral, el abandono de la ciencia por parte de las instituciones o la discriminación del deporte femenino.

 Puerto escondido, Inspirada en un crimen real sucedido en 1953, alterna dos líneas temporales. La primera se remonta al principio de la Guerra Civil Española, que trastoca la vida de la familia Fernández. En la segunda, la actual, Oliver, un joven londinense, hereda una casona colonial en Suances, al reformarla se descubre el cadáver de un bebé y entra en acción la teniente Valentina y su equipo, para investigar éste y otros asesinatos que se producen tras el descubrimiento.

El libro nos lleva de inmediato tanto a los escenarios (Suances, sus acantilados y sus playas), como a la época de la que habla en cada momento y ambas líneas argumentales mantienen nuestro interés desde el principio por saber en qué punto van a confluir.

Un lugar a donde ir Unos meses después, en las ruinas medievales de La Mota de Trespalacios, aparece el cadáver de una joven vestida como una princesa de la época. En esta ocasión también se producen más asesinatos y mientras Valentina y su equipo los investigan, Oliver intenta encontrar a su hermano desaparecido.

Seguimos en Cantabria, pero esta vez nos adentramos en las numerosas cuevas cántabras y nos introducimos en la espeleología científica.

Es una obra con más personajes y más localizaciones, incluso internacionales y tres tramas distintas que captan nuestra atención desde el primer momento y va ganando ritmo e interés según avanza.

Según la propia autora es una novela dedicada a los científicos, arqueólogos y demás personas que renuncian a llevar una vida convencional, buscando el conocimiento.

Donde fuimos invencibles Carlos Green, un escritor americano heredero del palacio del Amo en Suances, ha decidido pasar allí una temporada. Pero la muerte del jardinero y las presencias extrañas que el dueño siente en la casa, hacen que el equipo de Valentina tenga que investigar de la forma más extraña.

En esta novela, hay dos personajes que aparecen incluso más que los que ya conocemos, son el escritor Carlos Green y Alvaro Machín, profesor del curso de salud mental en el paraninfo del palacio de la Magdalena.

Esta es básicamente una historia de fantasmas, un guiño a la novela gótica en la que Oruña expone a través de sus personajes y con el mismo respeto a ambos, los dos puntos de vista sobre los fenómenos paranormales.

Lo que la marea esconde La presidenta del Real Club de Tenis de Santander, aparece muerta en el interior de un camarote cerrado por dentro, en una goleta con unos pocos conocidos a bordo. Será un reto para Valentina, resolver este extraño misterio mientras lidia con su propio sufrimiento personal.

Es un misterio de habitación cerrada, un homenaje a las novelas de Agatha Christie, Allan Poe y Gastón Leroux.

Para mí es la mejor de las cuatro, por una parte supone un reto para el lector encontrar la solución de un enigma imposible, por otra parte, nos hace reflexionar sobre lo determinante que es la actitud que tomamos ante las pruebas que la vida nos pone en el camino.

 En fin, si os gusta la novela negra y los paisajes cántabros, ésta es vuestra saga.

María Oruña, una gallega que nos traslada a Cantabria