Por supuesto, tenía que ver DUNE

Santiago Quiroga

08/10/2021

VACUNA

Cuando cumplí veinte años, alguien me regaló las tres primeras novelas de la serie DUNE. Mi cumpleaños es el 24 de agosto (aprovecho para dejarlo caer) y a mediados de septiembre las había terminado.

Entré con pasión en Arrakis, ese planeta desértico pero donde se produce una especia que hace posibles los viajes interestelares. Ha sido arrasada por los Harkonen, quienes deben abandonarlo cuando el Emperador decide que los Atreides sean los nuevos colonos. Lo que piensen los Fremen, indígenas del lugar, no parece importarle mucho a nadie.

David Lynch, un director que entonces molaba mucho, se lanzó a dirigir una película basada en la primera novela…. Lo único que le podemos agradecerle es que no continuase la saga.

El nuevo DUNE iba a estrenarse hace un año. La pandemia nos ha hecho esperar. La dirige Denis Villeneuve, un director canadiense que me gusta mucho y que ya había tocado el futuro. Sé que muchos pensarán que lo que digo es herético, pero su continuación de Blade Runner me parece mucho mejor que la primera.

¿Y que ha hecho con DUNE? Pues, aunque al final le pondré una pega, ha hecho maravillas. En primer lugar, la recreación de un mundo nuevo nunca es fácil, máxime cuando los lectores contamos con un referente en nuestra imaginación. Lo que nos ofrece esta película es un lugar a caballo entre el pasado y el futuro, arqueológicamente moderno, con atisbos de su propia decadencia. Al atractivo de escenarios y localizaciones, se suman hallazgos sorprendentes como esas naves de vuelo casi biológico.

En segundo lugar, está muy bien escrita. La historia se sigue a la perfección. No hace falta conocer nada previamente para entender una narración que se sustenta tanto en diálogos como en acciones.

Pero… y aquí viene la pega: no puedo más con las películas en continuidad. ¿Primera parte? Cuando queremos ver una serie, vemos una serie. Las películas, aunque compongan conjuntos, deberían de ser siempre conclusivas.

En fin, pega aparte, esta vez el viaje a DUNE es muy disfrutable. Ha merecido la espera y la esperanza. Y ahora…. sí, a seguir esperando la segunda parte.

Más sobre cine y libros en http://www.sqfl.blogspot.com

La recreación de un mundo nuevo nunca es fácil, máxime cuando los lectores contamos con un referente en nuestra imaginación. DUNE nos ofrece un lugar a caballo entre el pasado y el futuro, se suman hallazgos sorprendentes y la historia se sigue a la perfección.