Pequeños hábitos para gestionar una larga vida – Parte 6

Bárbara Rey

22/07/2024

lo | Salud

sexto

Finalmente, vamos a ver hoy cómo seguir después de conseguir generar nuestros hábitos saludables:

En esta última parte ampliamos el ámbito de reflexión para ayudarnos a elegir y mantener aquellas cosas que verdaderamente nos harán destacar y ser muy buenos en ello.

A estas alturas podríamos plantearnos si la genética es determinante a la hora de alcanzar determinados logros.

Sabemos que los hábitos son más fáciles de realizar y más satisfactorios cuando están alineados con tus inclinaciones naturales y tus habilidades, pero lo que realmente determina la adecuación de nuestros genes y la utilidad de nuestros talentos naturales es el entorno.

Entonces, ser competente o no, depende más del contexto. Los genes, en cambio, no determinan tu destino, determinan tus áreas de oportunidad.

Si queremos reinventarnos, debemos entender que se trata más de dirigir el esfuerzo hacia las áreas que te entusiasman y que encajan con tus habilidades naturales, que de luchar contra ellas o plantearnos un imposible, porque esto nos llevará a frustración y fracaso.

Se trata de alinear tu AMBICIÓN con tu HABILIDAD

Esto es posible conseguirlo entendiendo muy bien tu personalidad y conociendo tu IDENTIDAD, si no, la reinvención se queda en algo superficial, frágil y forzado.

 Como hacer que las adversidades jueguen a tu favor:

Hay dos conceptos que nos ayudarán a poder hacer una selección de hábitos y habilidades en los que realmente seamos buenos y nos permitan destacar del resto:

  • Explotar: Si comienzas a realizar determinada actividad y ves que va bien y te hace feliz, ¡explótala!, sácale partido, quítale hasta la última gota de jugo.
  • Explorar: Si en cambio, aquello que comienzas no va bien, no te hace sentir feliz, (pasada la curva de aprendizaje, ojo), sigue explorando, pivota.

“No te desgastes en lo que no va, céntrate en lo que fluye.”

Un proceso de reinvención requiere probar muchas posibilidades, investigar muchas ideas y seleccionar una gran cantidad de ellas.

No se consigue de un día para el otro.

El abordaje optimo depende de cuánto tiempo tengas para ello, pero siempre necesitaras invertir una cantidad considerable para explorar y explotar.

Te dejo aquí algunas preguntas poderosas para reflexionar sobre aquellas cosas en las que eres realmente bueno y te resultan muy satisfactorias:

  1. ¿Qué me divierte hacer que a otros les cuesta?
  2. ¿Qué me hace perder el sentido del paso del tiempo?
  3. ¿En qué cosas recibo mayor beneficio que el resto de la gente?
  4. ¿Qué me sale de forma natural?

Partimos de una premisa en la que todos tenemos algunas áreas en las que podemos estar en el top 25% con muy poco esfuerzo.

Podemos aspirar a convertirnos en el mejor en determinada habilidad y es aquí cuando la especialización es una forma poderosa de destacar. Conviértete en el mejor en una categoría muy pequeña.

En cambio, si no puedes ganar siendo el mejor en una cosa específica, puedes ganar siendo diferente: Esto se consigue combinando habilidades para reducir el nivel de la competición.

 No te pierdas la última entrega de esta guía práctica para generar pequeños hábitos para gestionar tu larga vida. 

Sabemos que los hábitos son más fáciles de realizar y más satisfactorios cuando están alineados con tus inclinaciones naturales y tus habilidades, pero lo que realmente determina la adecuación de nuestros genes y la utilidad de nuestros talentos naturales es el entorno.